¡Últimas noticias!

Las directoras del festival

Carlos_SanandresCarlos Sanandrés / Hay quien opina que Eurovisión es un concurso bastante femenino. El número de ganadoras supera al de ganadores y  cuando se hace memoria del festival y de sus participantes, las primeras en aparecer suelen ser las grandes divas,  en detrimento de los geniales interpretes masculinos que también han pisado el escenario eurovisivo. Sin embargo, durante años hubo un terreno vedado para las mujeres. Fueron muy pocas, en concreto tres, las que llegaron a conquistarlo. Me refiero a la dirección de la orquesta que acompañó a cada delegación hasta 1997. Por orden cronológico Suecia, Israel y Suiza han sido los únicos países en contar con una directora. Hubo que esperar hasta 1973, un año que dio como resultado un gran festival, para que debutaran dos de estas grandes pioneras. Recordamos la trayectoria de las 3 valientes a las que no les tembló el pulso al dirigir a los músicos del festival

 

MONICA DOMINIQUE – SUECIA (1973)

La primera directora de orquesta en debutar en Eurovisión nació en 1940 Västerås, ciudad situada en la región central de Suecia. Desde pequeña Monica quiso dedicarse a la música y a las artes escénicas, así que al trasladarse a la capital empezó a estudiar en el  Adolf Fredik Music School en Stocholom. Sus aptitudes para la música la llevaron al Royal College of Music de la capital sueca. Tras sus estudios, empezó a interesarse por el jazz y logró hacerse un nombre en la escena local. A finales de los 60 forma el grupo Solar Plexus y empieza su carrera en el mundo de la televisión interpretando a Lotte una de las protagonistas de “Spader, Madame!”, la adaptación televisiva de un show de variedades sueco ambientado en el siglo XIX.

A pesar de su incursión en el universo televisivo, Monica no se desvincula en ningún momento del mundo de la música y además de grabar varios discos, en 1973 y junto a su marido, el pianista compositor sueco Carl-Axel Dominique, compone “You’re summer” (Eres verano). El tema llega al festival ese mismo año gracias al dúo Nova que ataviados con unas curiosas camisas psicodélicas con mangas de campana consiguieron aportar un poco de color y alegría el tibio y melancólico verano sueco.

Mención aparte, para el coro y para el look en color marrón y con brillos dorados de Monica. Suecia salió a escena en décimo segunda posición y no le fue nada mal en el festival. Consiguió un quinto puesto, justo por detrás de Israel que ese año también contaba con una directora de orquesta.

Tras su incursión en Eurovisión, Monica continuó con su carrera musical y televisiva. En la pequeña pantalla estuvo muy presente hasta finales de los 90 y su último disco vio la luz en 2012; un álbum que grabó con su hermano el músico de jazz  Palle Danielsson. Y es que parece que a Monica, le gusta tocar con la familia. Ha dado varios conciertos de piano a 4 manos con su marido.

 

NURIT HIRSH– ISRAEL (1973 y  1978)

Nurit tiene el honor de haber sido la única mujer que ha dirigido dos veces la orquesta en Eurovisión, siempre por su país, Israel. Nació en Tel Aviv en 1942 y aunque desde pequeña siempre le atrajo el mundo de la música, encontró su verdadera vocación durante su servicio miliar en las Fuerzas de Defensa de Israel, cuando tenía 20 años.  Entre soldados, guardias y cetmes Nurit compuso su primer tema. Su debut fue con “Perach Halilach”, una canción considerada un clásico contemporáneo de la música hebrea. La letra es de Uris Asaf.

En 1973, Israel debutaba en Eurovisión, y lo hacía con una canción de Nurit. “Ey sham” (En algún lugar).  El tema un medio-tiempo de corte clásico fue el encargado de cerrar el festival. Lo interpretaba una joven rubia de ojos claros, Ilanit, una cantante muy conocida por el público israelí y que todavía hoy, 4 décadas después, sigue en activo. Israel llegaba a Eurovisión en plena fiebre  europea por el tecnicolor y le sacó partido. Fijaros sino en los colores del poncho-capa-vestido de la representante israelí y la blusa rosa chillón (como el grupo de “Cuéntame”) que lucía Nurit en aquel debut con el que lograron un 4 puesto.

Aprovecho para destacar el plano medio que realizó la RTL aquella noche del 7 de abril en el que aparecen cantante y directora juntas. Podéis verlo en el siguiente enlace.  ¿A quién miraba Nurit?  ¿Por qué Ilanit pasa de ella?  Misterios que nos deja el festival.

Aquel cuarto puesto le supo a poco a Nurit y 5 años más tarde decidió volver a la carga con toda la artillería. Año 1978, en plena fiebre disco Israel se presenta con  Izhar Cohen & Alphabeta, un grupo que encaja a la perfección con los gustos del momento. Pelos afro, campanas, escotes masculinos imposibles, una coreografía sencilla pero efectista y un tema “A-Ba-Ni-Bi” que arrasó en las pistas de baile. La combinación era perfecta y París, ciudad que acogía Eurovisión aquel año,  y media Europa cayeron a los pies de aquella propuesta que llegaba desde el sud-este del mediterráneo.

En aquella ocasión Israel actuó en décimo séptima posición y aunque el tema no era de Nurit, la directora se mimetizó con los cantantes. Tanto es así  que hasta en el vídeo de presentación se la ve en primer plano acompañado a los representantes israelís al escenario. Llama la atención que en aquella ocasión la directora optase por un conjunto mucho más sobrio. Una blusa blanca y una falda midi azul oscuro.  Nurit logró que Izhar y Alphabeta brillasen sobre el escenario y que ganaran el festival con más de 30 puntos de ventaja con respecto al segundo clasificado, Bélgica. Fue la primera victoria de Israel y hasta el momento la única canción dirigida por una mujer en llegar a lo más alto de la tabla.

Paralelamente a su paso por Eurovisión,  Nurit ha estado muy unida al mundo del cine. Ha compuesto temas para decenas de películas israelís. Destaca el tema central de “The policeman”, que llegó a ser nominada al Oscar como mejor película  de lengua no extranjera en 1972. También dirigió el musical “Sallah Shabati” durante tres años consecutivos en el Habima, el teatro nacional de Israel.

Nurit sigue en activo. Fue a partir de la década de los 2000 cuando se empezó a reconocer su aportación al mundo de la música hebrea. En 2001 fue galardonada por La Asociación de Compositores, Actores y Publicistas de la Música Israelí y cinco años más tarde por la Universidad de Bar-Ilan, uno de los centros con más renombre del país, situado en la ciudad de Ramat. Actualmente, sus temas forman parte de liturgias en varias sinagogas en todo el mundo.

 

ANITA KERR  – Suiza (1985)

La última mujer en dirigir la orquesta en Eurovisión hasta el momento es estadounidense.  A diferencia de sus dos colegas, su paso por el festival no trajo consigo un buen resultado para el país helvético que finalizó en décimo quinta  posición, y eso que cuando llegó al festival, Anita ya contaba con una buena trayectoria en el mundo de la música. Nació en Memphis en 1927 (sí es la mayor de las tres, no hace falta que volváis atrás) y con 21 años se traslada a Nashville, cuna de la música country. Aquel mismo año funda su primer grupo de música, un quinteto vocal que llama la atención del directivo de una de las radios más populares del estado y que la contrata como responsable y arreglista de un pequeño coro de la misma emisora.  El grupo empieza a coger cierto renombre y logran colarse en el número 16 de la lista Billboards en 1950.

A pesar de su relativo éxito en el mundo del pop, Anita compagina el grupo con su trabajo como corista para algunos cantantes country. A finales de la década junto a sus compañeros consigue grabar un tema, “Forever”, que tiene muy buena acogida y que les catapulta a firmar con RCA, uno de los sellos discográficos más importantes incluso hoy en día y que produce a artistas como Kelly Clarkson o Avril Lavigne. Con el nuevo contrato pasan a llamarse The Anita Kerr Singers. La nueva formación gana un Grammy en 1965 y otro en 1966 ambos a la mejor interpretación de grupo vocal. Los siguientes años transcurren entre conciertos, discos y actuaciones hasta que en 1970 Anita decide dejar Estados Unidos y trasladarse a Suiza. Empieza a grabar en Londres y su carrera como compositora, cantante y directora no se detiene.

En 1985 sorprende al público Europeo cuando su tema “Piano, Piano” es el seleccionado para representar a Suiza aquel año en Eurovisión. Anita había compuesto la música mientras que Trudi Müller-Bosshard era la autora de la letra. Los encargados de defender la canción en Goteburgo fueron Mariella Farré & Pino Gasparini. Era un medio tiempo, de corte italiano  a pesar de que fue interpretado en alemán. Salieron a escena en décimo quinta posición, tras el Reino Unido y justo antes que el país anfitrión representado aquel año por la gran Kikki Danielsson. Estilismo a parte, el tema suizo era pegadizo pero al estar entre dos de las apuestas más fuertes de aquel año no obtuvo el respaldo esperado. Algunas voces apuntan que simplemente anticuado para el 1985. Juzgad vosotros mismo.

La canción logró 39 puntos y un discreto décimo segundo puesto en la clasificación final.  A pesar del resultado, “Piano, piano” logró colarse en varias listas de ventas, aunque no logró que los intérpretes tuvieran una carrera más allá del festival, y eso que Pino ya había participado anteriormente en Eurovisión en el 77. Por el contrario, para Anita, el concurso no significó ningún traspié en su carrera. A sus 87 años continua en activo en el mundo de la música, a pesar de que el último recopilatorio que publicó es del 2009.  En 1992, recibió un premio NARAS uno de los premios más reputados de la música estadounidense por su contribución a la música americana.

La trayectoria de las tres mujeres que por el momento han dirigido la orquesta en el festival finaliza aquí a la espera de lo que el futuro les tiene preparado. Son tres vidas diferentes pero unidas por una misma pasión: la música. Y es que al final, nuestro querido festival es eso, un concurso de (buenas) canciones. Quizás algún día los músicos vuelvan al escenario y será entonces cuando yo encantado ampliaré esta lista de mujeres que emanan talento.