¡Últimas noticias!

Kiev quiere celebrar la diversidad

Se presentan eslogan y logo y se publican bocetos del escenario. ¿Cómo quedan los tradicionales apoyos tras el sorteo?

© EBU/UA:PBC

A medida que avanzan las semanas el próximo eurofestival va tomando cada vez más forma. La UER y la compañía pública ucraniana de radiodifusión (UA:PBC) han presentado el logo y el eslogan de esta edición, la 62ª, que se celebrará en Kiev. Una vez más la idea de unión se refleja tanto en la identidad visual del concurso como en el lema escogido “Celebrating diversity” (Celebrando la diversidad) quien para Jon Ola Sand, supervisor ejecutivo de la UER, remarca los valores del concurso: “festejar nuestro nexo común, nuestras únicas diferencias y, también, nuestra gran música”. Las agencias Republique y Banda han creado el logo, inspirado en un popular collar del país llamado Namysto, en el que cada cuenta posee un estilo diferente, considerado como un amuleto de belleza y salud. Victoria Romanova, productora ejecutiva de la UA:PBC ha señalado al respecto que esta imagen “combina inteligentemente elementos tradicionales y modernos, siendo un reflejo de la sociedad ucraniana”.

Florian Wieder, responsable de los escenarios de 2011, 2012 y 2015, también ha asumido el diseño del que se verá en Kiev. Todo parece indicar que tendrá una base circular. En su parte posterior, a cada lado, sendas columnas emergerán desde el suelo formando hacia arriba una figura de carácter triangular. Con una forma similar a esta estructura, según el boceto, podemos observar una “pastilla” situada a unos metros de la parte principal.

Los 37 países semifinalistas que pasarán por ese escenario, ya saben en qué gala y en qué mitad lo harán tras el sorteo celebrado hoy. Suecia, anfitriona del año pasado, saldrá en la primera mitad de la primera semifinal, eliminatoria que comparte su vecina Finlandia que repite ubicación por tercera edición consecutiva. Islandia será el otro representante nórdico en la semifinal buscando un pase que se le resiste en los dos últimos años, tras haberlo logrado en los festivales anteriores. Veremos si el tradicional apoyo finés y sueco le ayuda en Kiev, dado que los otros nórdicos y usuales votantes han quedado encuadrados en la segunda semifinal. En su regreso tras su ausencia en Estocolmo, Portugal también participará el martes, donde hipotéticamente podría contar con los votos de España (que vota en la semifinal), así como de Alemania y Bélgica. El bloque exsoviético aparece algo diezmado: Georgia no podrá contar con los votos de países que suelen engrosar su casillero, Armenia, que comparte gala con su enemiga Azerbaiyán, “pierde” posibles puntos de Rusia, Países Bajos o Francia si bien su abanico de simpatizantes es más amplio y Letonia tampoco dispondrá de la ayuda de votantes tradicionales.

La nota curiosa del sorteo la protagoniza Rusia que, por primera vez en la historia se va a la segunda semi. Allí le podrían apoyar otros exmiembros de la URSS como Estonia o Lituania (ambos con pocos “amigos” en esta eliminatoria), así como Israel, otro de los países que le suele otorgar buenas puntuaciones y cuyo encaje en esta semifinal parece serle favorable. Frente a ellos, la representación balcánica en el show del jueves la compondrán A.R.Y. Macedonia, Croacia y Serbia que suelen “ayudarse” mutuamente. Hungría y Austria también competirán en esta gala pero dispondrán de poco respaldo tradicional. Por el lado mediterráneo, en la segunda semifinal, Malta tendría un apoyo moderado y San Marino no contará con los puntos de simpatizantes como Azerbaiyán o Albania.