¡Últimas noticias!

Balkánika, el ensemble serbio para Lisboa

Uno de los grupos más heterodoxos de este año es el que representa a Serbia. Y hace falta aclarar quién es quién. En primer lugar, Sanja Ilić (el señor de gafas de pelo moreno), compositor del tema junto a su esposa Tatjana Karajanov.  Su currículum es interminable, pero por empezar con un dato interesante diremos que en 1968 le compuso con tan solo 16 años a la mítica Lola Novaković la canción “Pesnik mira” con la que compitió en la preselección yugoeslava de aquel año celebrada en Skopje.  Sus composiciones las ha cantado todo aquel artista que haya sido algo en la escena musical balcánica, desde Tereza Kesovija hasta Maja Odzaklijevska pasando por Bebi Del o Dado Topić.

En 1982 su “Halo, Halo” gana el Yugovizija que da a la banda Aska su pase al Eurofestival de aquel año en Harrogate, en el 84 compone “Princeza” una balada cantada por Dado Topic y Sladjana que fue elegida mejor canción yugoslava de los 80. Festivales a parte ha compuesto música para televisión y cine. Desde el año 2000 ha ido configurando el proyecto “Balkanika” donde recoge acordes de música balcánica tradicional y la mezcla con sonidos más actuales de la región.

Balkánica ha recorrido medio mundo, con más de 100 conciertos en los últimos dos años y discos publicados en lugares tan dispares como Corea del Sur o Polonia. La banda originalmente constaba de 9 miembros,  a los que se han añadido dos trompetas y una vocalista femenina. En resumen; voces étnicas femeninas y voces masculinas rockera, combinadas con sonidos electrónicos e instrumentos tradicionales balcánicos para dar un sonido moderno único.

Para Eurovisión, además del propio Sanja Ilić al teclado, tendremos Aleksandra Radulović en la percusión, Ljubomir Dimitrijević a la flauta, y las voces femeninas de Nevena Stamenković y Danica Kristć, y la masculina de Mladen Lukić.

El ‘ensemble’ ganó rotundamente la final serbia ante otros 16 candidatos obteniendo la máxima puntuación en el televoto y el jurado. El tema “Nova Deca” – “nuevos niños” – cantado en serbio, trata de la esperanza en que las nuevas generaciones de niños y niñas construyan un mundo mejor.

Serbia, como país independiente, ha participado desde 2007, ganando en su debut con la mítica “Molitva” y logrando un tercer puesto en 2012.  Por tres veces no se clasificó para la final: 2009, 2013 y 2017.  Este año cantarán en la segunda semifinal, la más abierta.

Según las casas de apuestas, no hay mucha confianza en un triunfo serbio, que se paga entre 100/1 y 250/1. Para su pase a la final se paga 2/1, situándose en el vagón de cola de posibles finalistas de esta segunda semifinal.