¡Últimas noticias!

Eurovisión 2017: los caídos de las semifinales

Analizamos brevemente a los 16 países se han quedado fuera de la final

La gran final de mañana ya está en marcha. 26 países se disputarán el micro de cristal y suceder a Jamala en el eurotrono hasta mayo del año que viene. Pero, en este momento, es justo reconocer el papel de los que no han llegado a la gala del sábado al caer en semifinales porque ellos y ellas también ya forman parte de la historia de Eurovisión:

 

Georgia: Tamara “Tako” derrochó voz y fuerza sobre el escenario con una sentida balada pero su indiscutible talento no fue suficiente; la maldición del puesto 2 sigue ampliando su leyenda.

Albania: Otro vozarrón que se quedó fuera. A la simpática Lindita (en las fiestas no para de sonreír y disfrutar con los fans), muy segura en escena, quizá no le acompañó un tema “difícil” que resultaba algo alejado del gran público.

Montenegro: Slavko se lo pasó muy bien y seguramente aproveche esta experiencia para promocionarse y visitar varios países del continente en eventos “eurofans”. Puso la nota “petarda”, algo que probablemente los jurados (e incluso parte del público) no hayan tenido a bien premiar. ¿Será el Barbara Dex?

Finlandia: En los corrillos post-semi las caras de sorpresa por la eliminación del dúo finés eran una constante. ¿Habrá sido el público el “responsable”? Saldremos pronto de dudas aunque sea como fuere muchos consideran(amos) que se trataba de una propuesta de gran calidad.

Islandia: Y la racha se acabó. Otrora finalista indiscutible, la delegación islandesa lleva tres eliminaciones consecutivas. En el caso de Svala probablemente el hecho de que su estilo recuerde a algunas canciones de la historia reciente del concurso haya supuesto un hándicap. Who knows?

República checa: Una más que correcta interpretación no fue suficiente para seguir adelante con un tema que quizá adoleciera de “falta de gancho”. El vestuario tampoco ayudó.

Eslovenia: En su regreso al Festival y a Kiev, Omar, muy solvente en escena, volvió a recoger una eliminación con un tema muy “clásico” a estas alturas del concurso.

Letonia: Los letones siguieron apostando por la modernidad pero los enérgicos Triana Park no pudieron seguir la estela de Aminata y Justs cuyas propuestas tenían un mayor impacto.

 

Serbia: Tijana defendió su tema “In too deep” de un modo bastante correcto, pero en una semifinal tan abierta como la de ayer, su candidatura probablemente no destacase lo suficiente.

A.R.Y. Macedonia: Mejor que en algunos ensayos (o al menos eso pareció) Jana bailó sola con desparpajo pero eso no le reportó el pase. Al menos no se va de vacío, su novio le pidió mano en directo protagonizando un momento que pasará a la historia del festival. Además, anunció su embarazo. ¡Felicidades dobles Jana!

Malta: Pudimos ver a una Claudia emocionada viviendo su sueño eurovisivo, aunque no recogió el premio final en forma de clasificación con una propuesta “más de otra época”. Gran interpretación, de todas formas.

Irlanda: No encuentra el rumbo la delegación irlandesa con cuatro eliminaciones consecutivas. Brendan lo hizo bien, pero quizá su número quedaba algo eclipsado frente a otras candidaturas.

San Marino: ¿Volverá una quinta vez Valentina? Ella y su partenaire disfrutaron mucho de su actuación discotequera pero esta experiencia tenía todos los visos de acabar en la gala de ayer, y así fue.

Suiza: Un tema elegante y una buena voz no lograron el pase y Suiza ya acumula tres “no clasificaciones” seguidas. Quizá también hayan pasado desapercibidos ante otras canciones con más fuerza.

Lituania: En prácticamente todas las quinielas los Fusedmarc aparecían como eliminados. A la “difícil” canción báltica le faltaban bazas para “competir”.

Estonia: Al igual que en la semi 1, Estonia ha sido la “sorpresa negativa” de esta segunda gala. El ochentero tema, muy querido por los eurofans, no ha cautivado lo suficiente para llevar la historia de Verona 2.0 a la final. ¿Habrá sido el jurado?