¡Últimas noticias!

Melodifestivalen 2017: Finalen

Como cada año, cuando el invierno ya va tocando a su fin y la primavera asoma, la final de Melodifestivalen hace su aparición en las televisiones suecas, y gracias a los progresos informáticos, en las pantallas de los fans de toda Europa. Después de cinco sábados consecutivos desgranando canciones, deshojando competidores y entreteniéndonos con 28 canciones candidatas, llega el turno de saber quién es la mejor o, al menos, quién es la ganadora.

Tras el Loreen-fiasko, el Charlotte-fiasko se quedó en un brumoso recuerdo. Otros nombres conocidos del concurso como el veterano y dos veces ganador Roger Pontare, la finalista de 2011 Sara Varga o la finlandesa eurovisiva Krista Siegfrids fueron apeados en sus semifinales respectivas. Aún así, doce temas muy dignos van a competir el sábado no solo por ser la triunfadora de Melodifestivalen 2017 sino también por representar a la todopoderosa Suecia en el festival de Eurovisión, que han conseguido ganar dos veces en los últimos cinco años.

Si bien el nivel es importante, esta final no cuenta con grandísimos nombres ni espectaculares temas que destaquen sobre los demas: hay un buen nivel general pero ningún favorito apabullante como ocurrió en 2015 con Måns, en 2014 con Sanna o Ace, en 2012 con Loreen, etcétera. Señal anticipada quizás de una final emocionante donde Jon Henrik Fjällgren, Wiktoria o Robin Bengtsson son los favoritos y querrán aprovechar para hacer historia.

Vamos a comenzar el repaso por las doce candidatas, cuyos vídeos podéis ver en este enlace:

 
Melodi nummer ett: Ace Wilder – “Wild child” (Niña salvaje)
Autores: Peter Boström, Thomas G:son, Ace Wilder

Tercera final en cuatro años (2014, 2016, 2017) para la autoconvencida eterna jovencita Ace Wilder (34). Sueca de nacimiento y criada en Florida, vuelve en esta ocasión con uno de los dos temas del dúo G:son-Boström en esta gala. Con su aire displicente y actitud chulesca acostumbrada, básicas e ideales para el tipo de canción del que se trata, Ace ha bajado bastante el nivel de la puesta en escena con respecto a la del año pasado y la ha sustituido por una coreografía simple pero trabajada, con bailarinas todas chicas que lucen lo que parece un chándal ‘de lujo’ de color gris. Apelando en la letra a recuperar el espíritu libre y salvaje de la juventud, el estribillo es bastante más pegadizo y agradable que las estrofas y consigue su objetivo: un show entretenido y divertido, una canción comercial que puede pegar bien en las listas y ser una de las candidatas a los puestos de cabeza. No obstante, si en las dos ocasiones anteriores, con canciones mejores o shows de más entidad, no consiguió el triunfo, no parece muy posible que este año lo sea, aunque quizás tenga la ventaja de no contar con rivales de tanto peso en esta ocasión.

Valoramos:

Canción: 7,5

Interpretación: 7

Show: 7

Pronóstico: [3º-6º]

Melodi nummer två: Boris René – “Her kiss” (Su beso)

Autores: Tim Larsson, Tobias Lundgren

Segunda final consecutiva también para el futbolista y cantante Boris René (25) que sigue luchando para hacerse su hueco en la música a base de ritmos bailables y coreografías divertidas en las que pone todo el empeño que puede. Boris no canta mal y vuelve a apostar por este estilo disco-pseudolatino con letras fáciles que hablan de amores tan superficiales como satisfactorios. Dos bailarines masculinos primero y dos femeninas después acompañan al congoleño en escena, sin más adorno que la chaqueta roja y la excelente iluminación del show. En 2016 fue 10º en la final, un resultado acorde con sus méritos, y este año debería rondar el mismo puesto dado que de este tipo de canciones ni se pide más ni se espera más.

Valoramos:

Canción: 5,5

Interpretación: 7

Show: 6

Pronóstico: [9º-12º]


Melodi nummer tre: Lisa Ajax – “I don’t give a” (No me rindo)

Autores: Anton Hård af Segerstad, Linnea Deb, Joy Deb, Ola Svensson

Otra artista que asiste a su segunda final consecutiva es la jovencita Lisa Ajax (17), la más joven de los doce. Repite autores, que también son los mismos de “Heroes” o de “Statements”. Se la ve más madura que el año pasado (dentro de lo que cabe con su escasa edad), quizás queriendo parecerse demasiado a Miley Cyrus en su estilo de solista. La canción es un tema pop a medio tiempo que suena actual pero que cuenta con un estribillo excesivamente machacón en el que se llega a oír el título de la canción más de 50 veces en los tres minutos. Lisa está sola en escena todo el tiempo, únicamente acompañada por ella misma (a través de las imágenes que se proyectan a su espalda) y por su chubasquero galáctico. Es un tema decente pero no va a hacer historia en Melodifestivalen y es posible que esté en la final gracias en gran parte al voto adolescente que tendrá que dividirse en la final entre otras opciones. Si ronda el séptimo lugar que ocupó en 2016 sería justo premio.

Valoramos: 

Canción: 6,5

Interpretación: 7

Show: 6,5

Pronóstico: [7º-10º]

Melodi nummer fyra: Robin Bengtsson – “I can’t go on” (No me puedo resistir)

Autores: David Kreuger, Hamed ‘K-One’ Pirouzpanah, Robin Stjernberg

Cuarto participante que está en la final por segundo año consecutivo y primer favorito claro al triunfo. Si en 2016 Robin (26) se presentó con un aire de niño bueno y una balada a medio tiempo con el inolvidable toque de su armónica, este año todo ha cambiado. Ahora Robin es un chico malote enfundado en un traje de ejecutivo que se recorre todas las bambalinas del programa junto a sus amiguetes bailarines en actitud desafiante a cargo de una coreografía/escenografía impecablemente diseñada y desarrollada, con cintas andadoras incluidas y un juego de cámaras excelente. Si bien la canción no destaca en sí misma, el conjunto una vez visto resalta gracias a la gran interpretación de cara a la cámara de Robin, el ingenio de la coreografía y el ritmo pegadizo y sensual del estribillo. Habiendo cambiado ya el malsonante “fucking beautiful” del estribillo, la letra sigue siendo lo que ya era: un canto al ‘calor interno’ que la belleza de una chica le produce al muchacho nada más verla, contado todo con mucha elegancia. El año pasado se quedó en un escaso quinto lugar para lo esperado y este año aspira ya con todas las de la ley al triunfo, una vez el camino ha quedado despejado de Loreen.

Valoramos:

Canción: 7,5

Interpretación: 8,5

Show: 8,5

Pronóstico: [1º-4º]

Melodi nummer fem: Jon Henrik Fjällgren feat. Aninia – “En värld full av strider” (Un mundo lleno de batallas)

Autores: Jon Henrik Fjällgren, Sara Biglert, Christian Schneider, Andreas Hedlund

Siguiente favorito al triunfo es el subcampeón de 2015: Jon Henrik Fjällgren (29). Solo superado en aquella ocasión por el arrollador “Heroes” de Måns Zelmerlöw (posterior triunfador eurovisivo y éxito en toda Europa) este colombiano adoptado por lapones aporta un exotismo difícil de igualar gracias al show y al estilo de su canción: esta es una especie de himno ecológico y pacifista en sueco y sami lleno de velos en escena y de sonidos guturales. Además del comienzo recitado y del incesable ‘hey-heio’, incluye una parte bien cantada por la rubísima Aninia. La canción y la presentación son de una original destacable (si olvidamos que ya hizo algo parecido en 2015) y el concepto se aleja de las propuestas más comerciales y radiables que suelen oírse en Melodifestivalen y que seguramente se oirán en Eurovisión. En cambio, queda la duda de si ese reiterado e interminable ‘hey-heio’ del solista es otra alegoría más de lo etéreo o si en realidad no es más que una repetitiva falta de ideas que los autores han querido dejar en la canción. Los jurados y el público sueco dirán si les parece una pieza magistral. O la amas o la odias.

Valoramos:

Canción: 7

Interpretación: 7,5

Show: 7,5

Pronóstico: [1º-3º]


Melodi nummer sex: Anton Hagman – “Kiss you goodbye” (Te despido con un beso)

Autores: Christian Fast, Tim Schou, Henrik Nordenback

Otro de los jovenzuelos de la noche es Anton Hagman (18), que pasará a la historia de Melodifestivalen por ser quien batió a la mismísima Loreen en la Andra chansen, para sorpresa del propio Anton cuya cara ha quedado grabada por siempre. Guitarra en mano, chaqueta de cuero negra, carita de actor americano de película de instituto y otro proyector similar al de Lisa Ajax que nos enseña diferentes imágenes del chaval: en esto se basa la puesta en escena para este tema que está compuesto en parte por Tim Schou, solista de los “A friend in London” daneses. El tema es de melodía muy simple, de estribillo también sencillo pero agradable, como una vuelta a lo básico que habla de dejar atrás temores y miedos. No es que a Anton le falte gancho, ni que su interpretación carezca de nervio, porque el tema no necesita mucho más, pero el conjunto final parece que se quede a falta de un ‘boom’ que no llega nunca. Como en el caso de otros ídolos de adolescentes presentes en la final, Anton tiene la tarea de abrirse paso como el mejor entre ellos y, a la vez, convencer al resto del público de que merece su voto.

Valoramos:

Canción: 6

Interpretación: 6,5

Show: 5,5

Pronósticos: [7º-10º]


Melodi nummer sju: Mariette – “A million years” (Un millón de años)

Autores: Thomas G:son, Peter Boström, Johanna Jansson, Mariette Hansson, Jenny Hansson

Mariette (34) vuelve al MF y a la final tras su excelente tercer puesto de 2015. El dúo G:son-Boström es el responsable de este tema y son los únicos de los habituales del Mello que tienen dos temas en esta final, con la destacada ausencia de Fredrik Kempe, que no ha contado con ninguno en todo el concurso. Mariette presenta un tema pop electrónico de buen gusto, elegante y moderno pero sin concesiones a los histriónico, quizás más de 2010 que de 2017, pero con un aire general muy correcto. Ella cuenta con una imagen situada en el justo punto ‘indie’ sin traspasar lo políticamente incorrecto y se acompaña de una escenografía a medio camino entre lo etéreo y lo tétrico, con unos bailarines colgados de cuerdas que ofrecen un aspecto un tanto fantasmagórico gracias al blanco de sus vestidos que resalta sobre la oscuridad general del escenario. La idea que parece mandar sobre este tema es hacer algo bueno, bonito y que no moleste a nadie, sin complicaciones ni riesgos. Y, a veces, quien no arriesga no gana y Mariette 2017 se parece demasiado a Mariette 2015, algo que, si no es malo de partida, puede que no sea suficiente como para conseguir el triunfo.

Valoramos:

Canción: 7,5

Interpretación: 8

Show: 8

Pronóstico: [4º-7º]

Melodi nummer åtta: FO&O – “Gotta thing about you” (Tengo algo tuyo)

Autores: Robert ‘Mutt’ Lange, Tony Nilsson

Felix (20), Oscar (19) y Omar (19) han conseguido llegar a la final gracias en buena parte a la misma fuerza adolescente que otros de sus compañeros. No son más ni menos que una boy-band al uso con un tema muy ‘nineties’, facilón y con un estrillo repetitivo (unas 50 veces se repite el ‘gotta thing’). La letra entre sexy y chulesca se adorna con la obvia coreografía, que desempeñan con más o menos arte. Vocalmente no se espera mucho de ellos y sus posibles fallos quedan ocultos por los coros grabados. Todo el conjunto da el perfil perfecto para lo que su público quiere y espera pero aspirar a la victoria sería mucha ambición.

Valoramos:

Canción: 5,5

Interpretación: 6

Show: 6,5

Pronóstico: [9º-12º] 


Melodi nummer nio: Nano – “Hold on” (Agárrate)

Autores: Nano Omar, Gino Yonan, Ayak, Carl Ridén, Christofer Belaieff, Rikard de Bruin, David Francis Jackson

Nano (30) es posiblemente el finalista directo que más sorpresa causó en el momento de su clasificación y que más desapercibido está pasando hasta ahora. Su balada r’n’b es un buen tema, serio e interpretado con convicción, que se convierte en un moderno himno cuando llega su estribillo. Habla de valor, es una historia del día a día tan duro y complicado por el que mucho gente pasa, a la que quiere animar con ese ‘agárrate’ del título. Posiblemente sea la emoción con la que este debutante la interpreta y la voluntad que pone sobre el escenario la que haga ganar enteros al número en general, a pesar de los nervios que dejó entrever en su paso por la primera semifinal. Escénicamente no es muy llamativa, solo destaca una buena iluminación en todos anaranjados y una tomas de cámara muy activas que añaden tensión al ya de por sí trepidante estribillo. Veremos qué efecto puede tener este tema entre los jurados internacionales, si estos deciden decantarse por algo comprometido y menos comercial.

Valoramos:

Canción: 7

Interpretación: 7,5

Show: 6,5

Pronóstico: [5º-9º]


Melodi nummer tio: Wiktoria – “As I lay me down

Autores: Justin Forrest, Jonas Wallin, Lauren Dyson


Wiktoria (20) vuelve también por segundo año consecutivo a la final de Melodifestivalen. Este año, vuelve a ser una de las favoritas de los fans y también aspira a la victoria, junto a Robin y Jon Henrik. Vuelve a apostar por un simpático tema pop con ciertos aires country que hacen que el conjunto deje una sonrisa complaciente al final y cuyo punto schlager la convierte en una de las canciones más tradicionales de la final. Wiktoria hace gala de una voz excelente (seguramente la mejor de la final) e incluso se permite el lujo de hacer alguna pirueta vocal en el puente, sin exagerar. En referencia al título, el show se basa en parte en una especie de cama donde la solista se tumba al comienzo y se proyectan coloridas imágenes que dan una sensación onírica para remarcar ese punto plácido que rodea a toda la presentación. Si bien es una escenografía menos llamativa que la del año pasado, no desentona con el conjunto aunque ese aire tradicional y esa contención general del número hace pensar a veces en que su triunfo sería una victoria a la baja para una Suecia que nos tiene acostumbrados o bien a temas más modernos o bien a show más impactantes, si no a las dos cosas a la vez.

Valoramos:

Canción: 7,5

Interpretación: 8,5

Show: 8

Pronóstico: [1º-4º]


Melodi nummer elva: Benjamin Ingrosso – “Good lovin'”

Autores: Benjamin Ingrosso, Louis Schoorl, Matt Pardon

Benjamin (19) llegó, vio y venció en la semifinal por la que pasó en este Melodifestivalen. Su tema bailable, bien interpretado, bien coreografiado y con aire setentero resulta bastante bueno en conjunto. Esos toques disco y funky la distinguen de sus rivales y tanto Benjamin como el resto de bailarines saben cómo moverse encima del escenario. Si bien el resultado general no desmerece, la llegada del tema de Robin, similar en su idea y con mucha coreografía como base de la presentación parece haberle restado interés y originalidad, sobre todo cuando al hijo de la mítica reina del schlager Pernilla Wahlgren parece faltarle un poco de experiencia aún si se le compara con otros rivales. Aún sin un previsible triunfo final, es casi seguro que el de Benjamin puede ser un rostro familiar en los futuros Melodifestivalen.

Valoramos:

Canción: 6,5

Interpretación: 7,5

Show: 7

Pronóstico: [7-11º]


Melodi nummer tolv: Owe Thörnqvist – “Boogieman blues” (El blues del boogieman)

Autor: Owe Thörnqvist 

Si Lisa Ajax es la más joven de los finalistas de Melodifestivalen 2017, Owe Thörnqvist es el mayor de todos: ¡de todos los participantes de la historia del concurso! Setenta años más que la benjamina tiene el abuelo del Mello, es decir, 87 añazos contemplan al rey del rock de los años cincuenta y sesenta en Suecia. Lejos de rechazar la invitación, el veterano showman se presentó encima del escenario y, a pesar de sus limitaciones físicas evidentes, fue premiado con un puesto en la final. Seguramente, tanto musical como artísticamente hubiera candidatos con mejores aptitudes, pero quien dice que en la música no cabe también el sentimiento que produce ver a un hombre que ha dado su vida por el espectáculo y que al final de la misma tiene aún agallas para subirse a un escenario y actuar delante de todo el país. El tema está hecho por él y a su medida y es el segundo (y último) en sueco de la noche. Podría haberse escuchado en una fiesta de los años sesenta en cualquier verbena americana. La actuación resulta entretenida y cuanto menos curiosa, con el taburete que da apoyo a las mermadas capacidades de Owe (que incluso así se marca un bailecito) siempre detrás de sus gafas oscuras características y con la compañía de las chicas del coro y los miembros de su banda. Sería lógico que el jurado internacional no le apoyara dado su fuerte localismo pero del televoto cualquier cosa se puede esperar.


Valoramos:

Canción: 5

Interpretación: 6

Show: 6

Pronóstico: [7º-12º]