¡Últimas noticias!

Eurovisión 2015, crónica de la Gran Final: El espectáculo visual sueco se impone con más apuros de lo esperado a Rusia e Italia

mans_gana

Danimoti Dani Moti / Suecia venció la guerra del Este contra el Oeste en una votación más emocionante de lo que muchos esperaban. La 60ª edición de Eurovisión fue cosa de tres: Suecia, Rusia e Italia dominaron la votación desde el principio y acabaron copando el 40% de todos los puntos posibles. La propuesta de RTVE vuelve al furgón de cola. Europa no entendió el mensaje de Amanecer con una complicada y tópica puesta en escena en la que no faltó un gallo final de la tierna y dulce Edurne.

 

Conchita Wurst volvió a ser la estrella indiscutible de la noche, cantando, en volandas o en la green room, apuró sus últimos días de gloria en una gala durante la cual los excesos de playback y los fallos técnicos durante las votaciones fueron la nota discordante. 4 horas de un programa dinámico aunque musicalmente muy pobre suplido por los recursos visuales de las diferentes delegaciones nada favorecidos por la pésima realización de la ORF.

El público eurofan acabó con el culo apretado ante la amenaza de victoria rusa, tal era la tensión en el ambiente que las presentadoras tuvieron que llamar la atención al mismo ante los constantes abucheos conforme iba avanzando la votación. La tregua entre eurofans y Polina Gagarina pareció romperse en el último momento cuando el inicio de la votación parecía llevarse el festival a las tierras homófobas de Rusia.

Finalmente todo el mundo recuperó el aliento cuando Suecia remontó la clasificación y gracias a sus efectos especiales se metía en el bolsillo su sexto festival de Eurovisión, quedando solo a 1 de igualar el palmarés irlandés.

 

Suecia – Måns Zelmerlöw Heroes – 365 pts. (1)

No ha mucho más que decir sobre este tema que recuerda escandalosamente a Lovers of the Sun de David Guetta. La puesta en escena sueca secuestró la atención de los jurados y de gran parte del televoto. Una vez más queda demostrado que la mejor solución para Eurovisión se simplifica en copiar algo y añadirle un factor diferenciador. Gana la parafernalia y pierde la música. La sencillez, belleza y convicción del cantante son el adorno perfecto a un despliegue de medios técnicamente perfectos.

Rusia – Polina Gagarina A Million Voices – 303 pts. (2)

Ataviada a lo Marylin y un pelín nerviosa, Polina Gagarina se enfrentaba no solo a 26 canciiones, también a  la vara de medir de toda Europa influida por la actualidad política rusa. Además la mafia eurofanática la observaba de reojo ante el dilema de tener que acabar viajando a Rusia, un país al que pretendían excluir del festival hace tan sólo un año. La telegenia de la intérprete, la fuerza de su (falso) mensaje y unos coros impecables estuvieron a punto de dar la sorpresa. No tan creíble fue el exceso de emotividad de la cantante rusa.

Italia – Il VoloGrande Amore – 292 pts. (3)

Una actuación teatral y dramática fue la más valorada por el televoto pero castigada con el sexto puesto de los jurados. Metió a Italia en la tercera posición y de paso rompía el maleficio de los temas lírico-operísticos en el festival. No estuvieron muy finos en su interpretación los italianos soltando algún alarido que otro y acabando con el pinganillo fuera.

Bélgica – Rhythm InsideLoïc Nottet – 217pts. (4)

De menos a más ha sido el pase de Loïc Nottet por Eurovisón apremiándole con una merecedísima cuarta plaza y el récord absoluto de puntos para la televisión belga. Una puesta en escena de vanguardia, descuartizada por la realización austríaca y no tan acertado look del cantante, de negro y frac, que no destacaba entre la oscuridad del escenario. Una de las grandes sorpresas positivas de la noche y un resultado final acorde con el trabajo, la perseverancia y la implicación personal en un proyecto. Tres cualidades que tendría que aprenderse al dedillo el próximo representante español en el festival.

Australia – Guy SebastianTonight Again – 196pts. (5)

No se trataba de Bruno Mars sino del cantante Australiano, un país pobre culturalmente que traía una propuesta demasiado yankee para un certamen europeo. El tema estaba excelentemente producido sobre la ya agotada base de Rolling in Deep y fue muy bien cantado por el sonriente Guy Sebastian. Un puesta en escena efectista que recuperaba la carretera holandesa del pasado año y prescindía de filigranas para ceñirse a una sencilla coreografía que lo catapultó hasta casi los 200 puntos.

Latvia – AminataLove Injected – 186pts. (6)

Mención especial para Aminata y su Love Injected, segunda propuesta más valorada en el televoto. Electrizante fue la presencia escénica de la cantante que traía un tema de cosecha propia con una escenografía exótica muy diferente al resto de participantes que acabó dejando a muchos con la boca abierta. Partiendo de la base que, con la excepción de los Brainstorm, todos los temas letones han sido pura basura, Aminata tiene que crear escuela para el país báltico, de momento ya ha conseguido ser la que más puntos se ha llevado de todos.

España – EdurneAmanecer – 15pts. (21)

Tras ver la actuación de Edurne, el batacazo de RTVE era más que previsible. Fueron tantos los tópicos y trucos de bajo coste que se utilizaron en la puesta en escena de España que era imposible poder concentrarse en la belleza de una Edurne totalmente acartonada en sus movimientos mientras intentaba contarnos algo. El punto final lo puso el numerito a lo “Tu Cara me suena” inspirado en “Euphoria” con gallo final que pasará a los anales de la historia eurovisiva. Dicen que de donde no hay no se puede sacar, aunque yo creo que algo mejor provecho a Edurne si que le podríamos haber sacado.

Reino Unido – Electro VelvetStill in Love with You – 5pts. (24)

El interés de la BBC en Eurovisión es inexistente. O eso o la persona encargada de seleccionar el tema quiere humillar a la televisión nacional británica ante toda Europa. Si había algún tema candidato al cero points ese era sin lugar a duda el británico. Una puesta en escena imposible con trajes que se iluminaban Made in China y unas voces de banda sonora de los teleñecos. La broma de mal gusto del Royaume Unit carecía sentido alguno y nos hacer replantearnos si es posible que acudan con una propuesta todavía peor.

Francia – Lisa AngellN’oubliez Pas – 4pts. (25)

Siguen los fracasos en la televisión francesa. Algunos consideran el tema francés de atemporal, yo personalmente creo que es antiguo como el solo. La UER condenó a los franceses a actuar en segunda posición lo que aceleró el olvido de una propuesta muy bien interpretada vocalmente por una cantante que fue incapaz de comunicar el mensaje del tema, estática como un palo durante su interpretación. Tan devastador como el fondo de pantalla fue el resultado final que acrecenta la crisis gala en Eurovisión.

Alemania – Ann SophieBlack Smoke¡ – 0pts. (26)

Ni la canción ni la cantante llenaron el escenario del Wiener Stadthalle y acabaron pasando totalmente desapercibidos entre el nuevo sistema de votación. Ann Sophie, elegida de rebote para ir a Eurovisión, derrochó voz pero también un look entre la chica Bond que siempre quiso ser y Amy Winehouse. Negro muy negro acabó todo para la televisión alemana que consigue su sexto último lugar en la historia del festival y el primer 0 desde la introducción del nuevo sistema de puntos.

Austria – The MakemakesI’m Yours – 0pts. (26)

Los aplausos desesperados de la directora de la ORF no pudieron salvar a los anfitriones del fracaso rotundo. A pesar de finalizar en décimo tercera posición ente los jurados, el último lugar con 0 puntos en el televoto acabó por sentenciar a esta posición al trío austríaco. El fuego en el piano al que acabaron tirándose tras el resultado, fue lo único criticable de esta canción muy bien llevada a escena por el joven grupo. La mala clasificación puede condenar a propuestas alternativas para futuras ediciones en un festival en el que la parafernalia continua siendo la mejor moneda de cambio.