¡Últimas noticias!

Las reglas del juego

 

Dani3Dani Moti/

Faltan solo algunas horas para que se conozcan las cinco canciones que lucharán por representar a España en el próximo festival de Eurovisión, el momento en el que por fin se podrá juzgar con criterio cual es la mejor propuesta para defender a RTVE. A pesar de todo la carrera para estar en Copenhague 2014 empezó a mediados de noviembre y no se ha caracterizado por el juego limpio. Todo ha sido valido para demostrar quién es el mejor, ya sea a base de rumores, exclusivas, informaciones confusas y currículos exagerados con datos fáciles de contrastar e inciertos. Desgraciadamente una vez más son los fans y medios especializados los que se han encargado de alimentar este juego en el que todo vale.

Hacía años que la campaña para elegir al representante de rtve no ha sido tan dura, agresiva y confusa. Nuestro ente nacional nos tenía muy bien acostumbrados y en los últimos años hemos pasado unas navidades sabiendo o bien el proceso o bien el representante  que pondrá voz a los colores españoles en Eurovisión, este año no ha sido el caso y después de varios rumores sobre dedazos y pre-selecciones internáuticas se desveló que finalmente cinco artistas se disputarán la plazas algún día de febrero en una preselección abierta.

La pasión que los seguidores españoles tienen por el festival y la impaciencia de varios han provocado que muchos medios quieran sacar tajada de la adicción a la información, en muchas ocasiones vacua y nada precisa, sobre lo que se cuece en los pasillos de rtve. El resultado ha sido que este año hemos tenido una edición eurovisiva de Sálvame llevándose por delante a quién sea como sea, con tal de publicar la noticia o el artículo que más ruido y más información ofrezca.

Es totalmente lícito tener un contacto, amigo y topo en rtve, no opino lo contrario, pero a veces se nos olvida cual es la contrapartida o el precio a pagar por publicar según que informaciones o rumores de pasillo/pausa de cigarrillo. Hemos olvidado que detrás de cada noticia existe un artista, un compositor, una persona que al final del día hace su trabajo y está muy por encima de todo este patio de colegio de facebook. Hemos olvidado que quién tiene que dar las noticias sobre Eurovisión en España es RTVE, aunque es mucho más fácil hacerse valer de otros medios, véase la página de El Corte Inglés, para soltar toda clase de cotilleos que van cobrando fuerza para al final del día acabar polarizando a los fans, que una vez más pierden el norte y el sentido común.

La cosa cobra dimensiones inexplicables cuando alguien cree estar por encima de todo y decide hablar sobre dimes y diretes, enfrentar a artistas que compiten en la misma gala e incluso intentar crear mal rollo entre compañeros con tal de favorecer a un candidato o a otro, rizando el rizo del mas gusto  confundiéndolo con la extravagancia. Nos hacemos cruces antes la telerealidad española, el sensacionalismo barato y el drama a todo precio. Pero este año señores, es a lo que se ha jugado en los medios españoles. ¿Nos olvidamos que al final del día la música tiene que estar por encima de todo?.

Recuerdo el revuelo causado el pasado año con Raquel del Rosario de la que se dijo de todo y más, muchos medios apostaron por decir: “Por favor no insultar“. Que memoria de pez tienen muchos. Cuando el posible candidato no era del agrado de según que fan o medio, se ha tachado a dicho artista de palabras tan bonitas como: choni, gitano, garrulo, carpetero, que si se ha puesto de rodillas para estar ahí, que si está ahí porque es la mujer de aquel o del otro….. información que al final día consigue que cualquier artista salga corriendo antes de meterse en esta jaula de locas en la que se han convertido las redes sociales de Eurovisión en España. Hemos perdido el respeto por los artistas, por el festival y por nosotros mismos.

Utilizar a los fans y a los medios amigos para posicionarse en primera línea de salida es una postura muy inteligente para el favorecido, no tanto para el fan que finalmente se verá enganchado en una vorágine de descalificaciones e insultos para defender a su candidato/a. Muchos fans han acabado limpiando la ropa socia de la diva de turno, olvidando que el poder controlar a tanta gente tan fácilmente es un arma de doble filo. Si todo sale bien, Eurovisión tendrá una buena propaganda, si de lo contrario los resultados no son los esperados, lo que se puede llegar a soltar del festival va a provocar otra vez una estampida de artistas, aterrados ante la idea de lidiar estos toros de miura  en los que se han convertido los eurofans  y dar a Eurovisión una publicidad en España peor de la que todavía tiene.

La manzana de la exclusiva es muy apetitosa, pero la paciencia no deja de ser una virtud, como también lo es la neutralidad y la crítica constructiva, virtudes que se han echado mucho en falta durante estos dos últimos meses. Personalmente no pienso que pase nada por esperar uno o dos días más antes de tener la información precisa por parte de rtve.

Nuestra cadena no sólo peca de una falta de transparencia total en su proceso de selección, sino que además tampoco ha ayudado mucho con la información publicada sobre los artistas en su web. Desde giras multitudinarias por todo el mundo, singles en lo más alto de listas de ventas inexistentes, famosos ejerciendo de asesores de voz etc..etc..

Creo que ya va siendo hora de que entre nosotros sentemos las reglas del juego y devolvamos al festival el prestigio que se merece, algo que empieza por nosotros mismos. No olvidemos que detrás de cada canción hay una persona.

Me gusta vivir Eurovisión peligrosamente, pero no mojarme las patitas en la dulce miel de la redes sociales y del bombazo informativo.